ADSL-Fibra

Contrata tu próxima conexión a Internet con cabeza

 

Estás pensando en contratar una tarifa de Internet para tu nuevo hogar, o simplemente quieres cambiar tu actual o de operadora y la velocidad de conexión es una prioridad para ti. No te dejes manipular por la rapidez, posiblemente no la necesites, y ten en cuenta otros factores incluso hasta más importantes, como la permanencia, la latencia y, como no, el precio.

Pero lo primero de todo, deberás decidirte por el tipo de conexión que vas a utilizar. Hoy en día, existen dos tipos en el mercado:

ADSL

Con más de 8 millones de líneas activas, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), es el servicio más utilizado todavía hoy en día. Esta tecnología funciona a través del cable de teléfono y tiene cobertura en casi todo el territorio nacional.

La velocidad máxima que llega a ofrecer es de 20Mbps, máximo teórico que no se alcanza prácticamente nunca, ya que la velocidad real depende de la distancia a la que se encuentre la central telefónica.

Aun así, se trata de una conexión de Internet adecuada para gran parte de usuarios domésticos que utilizan Internet en casa para usos básicos: navegar por páginas web, leer el correo electrónico y similares.

Si este es tu caso, puedes optar perfectamente por este tipo de conexión, que además de estar disponible por prácticamente toda España, suele ser la opción más económica.

Fibra Óptica

Es la alternativa más moderna de conexión a Internet y podrás encontrarla de la mano de varios operadores nacionales: Movistar, Orange junto con Jazztel y Vodafone junto a Ono.

Además, la fibra no cuenta con los problemas de pérdida de velocidad del ADSL, por lo que la cifra que dan los operadores es la real que te llegaría al domicilio.

Si eres un amante de los videojuegos online o de los que disfruta viendo la televisión en streaming bajo demanda de portales como Yomvi o Netflix, implica contar con una conexión que gestione un gran volumen de datos a la vez, por lo que este puede ser uno de los factores determinantes a la hora de que te decantes por alguna de las conexiones de fibra que existen en el mercado. La conexión simétrica (misma velocidad de subida que de bajada) puede ser un plus para jugar online.

Descargar archivos de gran tamaño también es otro de los servicios que requerirían de una buena velocidad de conexión, puesto que en este caso la velocidad si condiciona el tiempo que se tardará en descargar un archivo.

El uso de cualquiera de estos servicios hace que muchas personas justifiquen el por qué optaron por una de las conexiones de fibra óptica de más de 300Mbps que hay en el mercado. Y es que incluso sacando el máximo partido a alguna de estas funciones, una única persona estaría muy lejos de usar todo el ancho de banda contratado.

Diferente es si son varias personas las que están utilizando estos servicios a la vez: descargar archivos de gran tamaño, visualizado en streaming y jugar a un videojuego online. En este caso, se podría estar cerca de sacar el máximo partido a alguna de las conexiones más rápidas del mercado.

Este ejemplo se puede encontrar en los hogares que tienen contratado algún tipo de televisión Premium, como ya sucede en casi el 25% de los hogares españoles. Con que la tele ya esté encendida, ya se está conectando a Internet mediante streaming, a lo que habría que sumar el resto de los usos que se hagan de la conexión de forma simultánea.

Sabiendo esto, plantéate el uso que pretendes darle a tu conexión, la cobertura que tengas en el domicilio (el ADSL está más extendido que la fibra) y de cuántas personas van a hacer uso de ello.

Si ya lo tienes claro, lo siguiente que deberás hacer es echarle un vistazo a todas las ofertas que ofrecen los operadores en el mercado y si estás buscando un producto combinado o lo prefieres de forma independiente.

Ya sabes que nos gusta ayudarte a elegir la mejor tarifa que se adapte a tus necesidades, por eso no dejes de leer toda la información que publicamos para estar al tanto de todas las novedades que existen en el mercado.