Prepago VS Contrato

La telefonía móvil de prepago pierde líneas a favor del contrato

La telefonía móvil en prepago cada vez apunta más al declive, perdiendo líneas a favor del contrato y gran parte de la culpa la tienen las ofertas convergentes de telecomunicaciones. Estrategia en la que coinciden los tres principales operadores del  país (Movistar, Vodafone y Orange).

De hecho, los datos apuntan a que esta evolución a la baja no tiene perspectiva de cambio, ya que según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) establece que las ofertas de móviles de prepago coleccionan récords negativos mes a mes en este último año. En concreto, la cifra de usuarios de móviles de tarjeta se ha reducido en más de 1,3 millones de líneas en el último año, lo que supone un descenso de casi el 10% interanual.

En su contra, la telefonía de contrato ha sido la gran favorecida por el declive del prepago, con un repunte interanual del 3,1%, lo que supone más de 1,1 millones de líneas de tarjeta que migraron a las modalidades de contrato, principalmente por una mejora de las condiciones comerciales.

Los operadores son los grandes beneficiados de este cambio, ya que aunque en apariencia pueda parecer que no les otorga ningún beneficio puesto que englobaríamos dentro del mismo saco a todos los clientes, sean de modalidad de tarjeta o contrato, no es del todo cierto. El ingreso medio mensual de los clientes de contrato es notablemente superior al de prepago, y es por ese motivo que se genera un gran dinamismo entre las tarifas de contrato al estar en continuo movimiento con ofertas y promociones.

Bien es cierto que para aquellas personas que no requieran del uso de datos o cuenten con segundas líneas móviles, la elección del prepago puede ser su mejor opción, pero el hecho de tener que estar pendientes del saldo disponible, renovaciones, etc. hace que juegue en su contra existiendo otras posibilidades, como las tarifas de contrato básicas en las que únicamente te cobran por lo que utilices el móvil, sin necesidad de un contrato mínimo.

Antes de decidir por tu próxima tarifa, estudia con detalle las ofertas que se encuentran disponibles en el mercado. Si tu consumo de datos es mínimo, prueba con alguna tarifa tipo Low cost. Si eres usuario 2.0, lo mejor para ti es una tarifa que ofrezca facilidades a la hora de navegar por internet. Y si lo tuyo es navegar por internet, hablar y ver la televisión al mismo tiempo, sin duda aquí podrás encontrar lo que necesitas.

Ya sabes que nos gusta ayudarte a elegir la mejor tarifa que se adapte a tus necesidades, por eso no dejes de leer toda la información que publicamos para estar al tanto de todas las novedades que existen en el mercado.