telefonia

La telefonía móvil cumple 20 años de la mano de Movistar

 

En otoño de 1995 surgió la tecnología móvil digital, justo cuatro meses después de que el Gobierno autorizara a Telefónica Móviles a iniciar el servicio de GSM (la que actualmente permite la comunicación de voz móvil). Entonces gobernaba Felipe González, los ordenadores IBM y Hewlett Packard de la época estrenaron el Windows 95 y, ese mismo verano comenzó la temporada de fútbol que quedó grabada en la historia del Atlético de Madrid como la del Doblete.

Mucho ha llovido desde entonces, y más aún en el ámbito tecnológico: en este mismo 1995 nacieron eBay, el DVD y el MP3. Las marcas móviles más valoradas eran Motorola, Nokia, Siemens y Alcatel. Las pantallas eran monocromáticas y el dispositivo permitía almacenar apenas unos contactos. La tarjeta Movistar permitía además identificar el número de usuarios y los mensajes cortos (SMS) eran gratuitos ya que se pensaba que no tendría interés comercial por tratarse de un sistema de comunicación restringido a sólo 140 caracteres y espacios.

El teléfono móvil hace 20 años era considerado un objeto de lujo y solo los privilegiados podían hacerse con uno. Cada mes se pagaba una cuota fija de 4.000 pesetas (24 euros) si la línea era para uso personal. La cuota de alta de la primera SIM ascendía a 3.500 pesetas (21 euros) y existían tarifas por franjas horarias: normal, reducida y súper reducida, a las que había que sumar un establecimiento de llamada.

Aunque hoy no está permitido, en aquella época estaba permitido utilizar el dispositivo mientras se conducía, las baterías apenas duraban media hora de conversación y los usuarios se esmeraban en retrasar las llamadas hasta la noche para que resultara mucho más barato.

Entre el servicio analógico y el digital, la penetración del móvil en España rondó el 2,5% de la población, frente al 108% actual. Y Telefónica tenía el monopolio del mercado hasta la llegada de Airtel y posteriormente de Amena.

El Gobierno autorizó el inicio del servicio del servicio de telefonía automática, en su modalidad de GSM, tras analizar la documentación presentada por Telefónica Móviles, cuyo análisis del informe resultó “esencial” para garantizar las condiciones de competencia y la necesidad de separar estas actividades de la empresa matriz, Telefónica de España. El reglamento exigía “alcanzar una cobertura mínima que incluía Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza y Bilbao, dentro de un radio de 25 kilómetros”.

Introducida la competencia en España de la mano de Airtel y Amena en 1998, el consumo medio mensual sólo de móvil rondaba las 14.000 pesetas (84 euros); en la actualidad, la tarifa media ronda los 9 euros al mes. Pese a todas las precauciones, los clientes pagaban más de un euro por una llamada de 30 segundos. Por ese motivo, la mayoría utilizaba el móvil para decir justo lo necesario y se finalizaba la conversación con un “te llamo por el fijo que es más barato”.  Ni qué decir tiene que nadie encendía el móvil en el extranjero, es podía significar la ruina. La parte positiva es que hoy con la cantidad de ofertas y promociones disponibles en el mercado la factura media ha disminuido considerablemente para los usuarios y, ya se está unificando el mercado europeo de telecomunicaciones, lo que supondrá que podremos realizar llamadas desde el extranjero como si estuviéramos en territorio nacional.

Ya sabes que nos gusta ayudarte a elegir la mejor tarifa que se adapte a tus necesidades, por eso no dejes de leer toda la información que publicamos para estar al tanto de todas las novedades que existen en el mercado.