5G

El 5G comienza a ser una realidad

Apenas hemos podido explotar todos los beneficios que nos prestan los teléfonos inteligentes 4G y la industria inalámbrica ya se está preparando para la tecnología 5G.

Las cuatro principales compañías de telefonía móvil en Estados Unidos, al igual que los fabricantes de chips para teléfonos inteligentes y las principales compañías de equipos de redes, están trabajando para desarrollar una red con esta tecnología para sus clientes. Sin embargo, todavía existen muchos obstáculos significativos que todos los participantes de la industria tienen que resolver antes de que podamos ver operativo el símbolo 5G junto a las barras de señal en la pantalla de nuestro smartphone.

Mientras los ingenieros de las telecomunicaciones trabajan afanosamente por desarrollar esta tecnología, empieza a aclararse el panorama del quién, el qué, el dónde, el cuándo y el porqué de esta tecnología.

¿Qué es 5G?

La “G” en 3G y 4G significa “generación”. Así que 5G será la quinta generación de la tecnología de las redes inalámbricas.

Según Bill Smith, el presidente de operaciones de red de AT&T, probablemente será definida en 2018 y sus estándares codificados en algún momento en 2019 por la Unión Internacional de Comunicaciones, una rama de las Naciones Unidas que se encarga de establecer estándares.

Estos estándares determinarán qué tecnologías inalámbricas pueden recibir el nombre de “5G”, al igual que lo que debe incluir sus características, como lo rápida que será. Basándonos en especulaciones: será más rápida, más inteligente y consumirá menos energía que la 4G, lo que permitirá el desarrollo de una serie de nuevos dispositivos inalámbricos. Así que tendremos teléfonos inteligentes más rápidos y aparatos de mayor duración.

¿Cuál será la velocidad 5G?

La tecnología tiene el potencial de brindar velocidades 40 veces más rápidas que la 4G: lo suficiente como para transmitir videos “8K” en 3D o descargar una película en 3D en aproximadamente 6 segundos (en 4G, sería en torno a los 6 minutos).

Desafortunadamente para los consumidores, existe una diferencia entre los experimentos de laboratorio y la realidad, ya que en el mundo real las velocidades son mucho más lentas que lo prometido.

Nokia, uno de los participantes más importantes de la tecnología 5G, cree que su tecnología permitirá velocidades reales de más o menos 100 Megabits por segundo cuando la red esté más congestionada; eso es más o menos cuatro veces más rápido que la velocidad máxima de la tecnología 4G.

Otra característica es que tendrá una latencia ultra baja, lo que significa que podría reducir radicalmente la cantidad de tiempo que toma para que la red responda a los comandos. Eso podría dar la apariencia de que los sitios web, las aplicaciones, los videos y los mensajes se cargan mucho más rápido.

¿Cómo funcionará?

Gran parte de la experimentación de las compañías inalámbricas con la tecnología 5G se está llevando a cabo en frecuencias sumamente altas: hasta 73.000 MHz. Las redes de telefonía de hoy en día transmiten una señal en un rango de 700 MHz a 3.500 MHz.

La ventaja de las señales en alta frecuencia es que son capaces de proporcionar velocidades de datos significativamente más altas. La desventaja es que recorren distancias mucho más cortas y no pueden penetrar paredes fácilmente. Lo que significa que miles —quizá incluso millones— de “mini torres” de teléfono tendrían que ser colocadas sobre cada poste de luz, edificio, dentro de cada casa y posiblemente cada habitación.

Eso presenta una serie de problemas. ¿Cómo pueden las compañías telefónicas procesar todos esos datos? Existen compañías, como Alpental, que ha sido recientemente adquirida por Google, que están trabajando en esos problemas de la “red de retorno”. Pero aún no están cercanos a encontrar una solución.

Es por eso que el 5G podría complementar al 4G en lugar de reemplazarlo del todo. En edificios y en áreas concurridas, la tecnología 5G podría dar un impulso, pero cuando se conduce por la autopista, la tecnología 4G podría ser la única opción, al menos durante algún tiempo.

¿Cuándo llegará?

Ninguna de estas preguntas va a tener respuesta en un futuro cercano. El consenso de la industria es que hará experimentos con 5G en Corea del Sur durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, y los despliegues masivos empezarán en algún momento en 2020.

Sin embargo, Verizon ha dicho que está trabajando con el objetivo de sacarla al mercado mucho más pronto, quizá desde 2017, aunque es improbable que cualquier cosa que Verizon haga sea desplegada a gran escala. Por ejemplo, los fabricantes de teléfonos inteligentes necesitarán desarrollar chips que sean capaces de enviar y recibir una señal 5G sin elevar los costes de manera significativa.

Así que aún tendremos que esperar unos cuantos años para tener una mayor velocidad en nuestros teléfonos inteligentes.

Ya sabes que nos gusta ayudarte a elegir la mejor tarifa que se adapte a tus necesidades, por eso no dejes de leer toda la información que publicamos para estar al tanto de todas las novedades que existen en el mercado.